ArgChiturismo
Por Pablo Santiesteban , 3 de mayo de 2022 | 16:26

San Carlos de Bariloche y sus cautivantes 120 años

El lago Nahuel Huapi y el Centro Cívico, una postal de San Carlos de Bariloche. Crédito: redes sociales.
Compartir

Son 120 años de historia que en realidad son muchos más desde la presencia de los pueblos originarios, pasando por las misiones religiosas desde Chile hasta la llegada de los primeros colonos, ya sean europeos y argentinos o chilenos.

San Carlos de Bariloche fue fundado un 3 de mayo de 1902 y se ha transformado en una ciudad que suma culturas y que no habría podido ser lo que es hoy justamente por esos aportes que la han alzado como una las ciudades más cosmopolitas de la Patagonia argentina y en visita obligada de turistas en toda época del año.

La palabra Bariloche es una derivación en lengua mapudungún de Vuriloche, cuyo significado es “gente del otro lado de la montaña”, término con el que los mapuche trasandinos del lado oeste de la cordillera de los Andes llamaban a los que se encontraban de lado Este de la cordillera. ¿Una alusión a Chile? Sin duda, y es que Chile está muy presente en la vida de la ciudad.

Sigamos con el nombre de la ciudad. San Carlos en realidad no es una relación con el santo italiano, sino que con el ciudadano chileno Carlos Wiederhold. 

En 1895 este hombre que había llegado desde la ciudad chilena de Puerto Montt al pueblo y funda el primer almacén para los vecinos y al mismo tiempo logra un próspero comercio hacia Chile, marcando así el interés de las ciudades del sur de este país por transar con este pueblo cordillerano de Argentina. 

La suma del nombre de don Carlos y el Vuriloche (gente del otro lado de la montaña) nace el nombre de San Carlos de Bariloche.

La fundación

La zona ya había sido visitada entre los siglos XVI y XVII por misioneros que llegaron desde Chile a evangelizar a los pueblos puelches y tehuelches, entre ellos el sacerdote y cronista Diego de Rosales.

 El primer argentino que llegó al pueblo fue el explorador Francisco Pascacio Moreno, que un 22 de enero de 1876 reconoce la zona y planta la bandera argentina.

El 3 de abril de 1881, en el contexto de la llamada Conquista del Desierto, el ejército argentino alcanza la zona del lago Nahuel Huapi. 

Los intereses de Chile por la zona declinaron, principalmente porque en 1881 ya participaba en dos hechos de armas, la Guerra del Pacifico por el norte y la conquista de la Araucanía en el sur de ese país. Un tercer frente no habría sido aconsejable políticamente hablando, pese a que la ciudad tenía a varios ciudadanos chilenos.

Fue hasta el 3 de mayo de 1902 que se funda la ciudad por Decreto del Poder Ejecutivo de la nación argentina.

Extranjeros

A comienzos del siglo XX Bariloche era parada obligada de extranjeros que llegaban como unos verdaderos “buscavidas” a la zona, entre ellos destacó la presencia de dos extraños gringos que manejaban una estancia en Cholila y que evidenciaban tener mucho dinero.

Los dos gringos vivieron cerca de Bariloche entre 1901 y 1905, pero inesperadamente abandonaron la ciudad cuando se enteraron que detectives de Estados Unidos llegaron averiguando sobre ellos. Los dos extraños gringos eran nada más y nada menos que los pistoleros Sundance Kid y Butch Cassidy.

En 1913 el ex presidente de Estados Unidos Therodore Roosevelt visitó la zona y se interesó por sus paisajes, en especial por el lago Nahuel Huapi. Esta visitó motivó la creación y conservación del Parque Nacional Nahuel Huapi, la reserva de biosfera más grande la Patagonia.

Después de la Segunda Guerra Mundial se habló que muchos ex oficiales nazis se escondieron en la ciudad, lo cierto es que uno de ellos sí fue detenido en Bariloche, en 1994, se trató de Erich Priebke, quien vivió por años como un tranquilo ciudadano.

La Suiza de la Patagonia

Los extranjeros que sí se quedaron en la ciudad fueron los suizos francoparlantes que levantaron Colonia Suiza a los pies de Cerro López. Entre esas familias destacaron los Goye, Mermoud, Cretton, Felley, Jackard, Fotthoff, Lojda y Neu.

A partir de la década de 1930 el gobierno federal argentino le da mayor impulso a la ciudad con la creación del Centro Cívico -inaugurado en 1940-, la iglesia catedral de Nuestra Señora de Nahuel Huapi, el Hotel Llao Llao y el Club Andino de Bariloche que desde 1931 comenzó a difundir los deportes de invierno, un atractivo turístico que ha llevado a la ciudad a ser denominada la “Suiza de la Patagonia”.

El lagomoto

Quien desconozca la conexión de Bariloche con Chile es porque no conoce Bariloche. Hasta los desastres naturales en el largo país también han afectado a la ciudad cordillerana como es el caso del terremoto del 22 de mayo de 1960 en Valdivia que también repercutió en Bariloche.

El terremoto más grande de la historia fue percibido como tal entre los barilochenses, pero los mayores efectos ocurrieron en el lago Nahuel Huapi cuando una gigantesca ola impactó la costa de la ciudad y mató a dos personas que se encontraban en el embarcadero, frente al Centro Cívico. Fue el “lagomoto” de Bariloche.

El embarcadero, que era de madera, resultó muy dañado. En los días posteriores al terremoto se desencadenó la erupción del volcán Puyehue, en el lado chileno, lo que produjo que cayeran varios metros de ceniza sobre la ciudad.

El mismo fenómeno volvió a ocurrir en 2011 con la erupción del cordón Caulle, también en el lado chileno, provocando una baja en el turismo de Bariloche y otras ciudades fronterizas de Argentina.

Hoy San Carlos de Bariloche sigue siendo una atracción y, tras cumplir su 120 aniversario, sigue cautivando tanto a los habitantes del océano Pacífico como del océano Atlántico por sus paisajes, su gente, sus centros de esquí y sus exquisitos productos de chocolate desde barras hasta el tazón de chocolate caliente.

El centro y la catedral de Bariloche y de fondo el lago. Crédito: denomades.com

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Binacional, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel